jueves, 7 de febrero de 2013

Reciclando archivadores



El otro día poniendo orden entre los sobrantes de unas obras, encontré un resto de pintura utilizada en la pared del cabecero de un dormitorio y ese color me gusta tanto, pero tanto, que decidí utilizarlo para crear complementos en el mismo dormitorio. 

Y los complementos fueron unos archivadores de IKEA, de madera que había en la casa.


Con la idea en la cabeza fui a Tinta Gris en busca de un bonito papel que combinase bien y lo encontré; un papel de base verde claro con estampado de flores en blanco y frambuesa. Perfecto!!


El resto es facilísimo, pinté todo el archivador y una ve seco le añadí una cenefa hecha con el papel de Tinta Gris.


El resultado, ni que decir tiene, fue del agrado de todos y quedan perfectos en el nuevo dormitorio.



Fotos y realización: madera y zinc

2 comentarios:

  1. Pues te ha quedado ideal!!Muy buena combinación!

    ResponderEliminar
  2. Muy chulos!,
    Tomo nota de la idea
    Un saludo
    todopuntoapunto.blogspot.com

    ResponderEliminar