martes, 2 de febrero de 2016

JENGIBRE ESCABECHADO (vamos, el que te ponen en los restaurantes, pero mas bueno)

El jengibre es de esos alimentos que o no gusta nada o no puedes vivir sin el. Es así y hay que aceptarlo. Yo, aunque le dedique un post soy de las primeras. Me cuesta (y mucho!). Pero he de reconocerle sus propiedades y beneficios, así que prefiero tomarlo en infusiones, a pequeños sorbitos. 


Realizado para la revista vegana CUERPOMENTE
Foto: David Freixa
Estilismo: Mayte Gil


Os diria que vale la pena añadirlo a la dieta porque:



  1. Disminuye los dolores reumáticos y menstruales
  2. Es eficaz contra la gripe y los resfriados porque favorece la expectoración
  3. Mejora el flujo sanguíneo,así que previene enfermedades cardiovasculares
  4. Elimina el mareo y el vertigo
  5. Es un afrodisiaco natural, por lo visto estimula la libido, así que solo por esto ya vale la pena probar, no?
  6. Es un antidepresivo natural
  7. Combate el envejecimiento prematuro (yija!) y reduce los niveles de estrés
  8. Disminuye las migrañas
  9. Facilita la digestion
Eso si, no tomarlo cuando se tiene fiebre porque aumenta la temperatura corporal, y no es plan. 

La receta de hoy es ideal para añadirla a sopas vegetales, de esas que apetece tomar en invierno.Vereis varias propuestas veganas en el numero que esta en kiosko de CUERPOMENTE, el 286.



Probadlo y me contais.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada